Conecta con nosotros

ROUTERS

Cómo configurar las llamadas por Wi-Fi en un iPhone

¿Necesitas hacer una llamada importante en una zona sin cobertura? Las llamadas por Wi-Fi te ayudan a hacer o recibir llamadas en tus dispositivos Apple cuando tu teléfono dice «sin servicio».

Publicado

on

Cómo configurar las llamadas por Wi-Fi en un iPhone
Image by StockSnap from Pixabay

Necesitas hacer una llamada telefónica en tu iPhone. Sólo hay un problema. Estás en una zona muerta donde la recepción celular es débil o no está disponible. ¿No tienes suerte? No, si hay una red Wi-Fi accesible al alcance.

Gracias a una función llamada Llamada Wi-Fi, puedes enviar y recibir llamadas de audio, videollamadas de FaceTime y mensajes de texto de iMessage a través de tu conexión Wi-Fi. Las Llamadas Wi-Fi son útiles si necesitas llamar a los servicios de emergencia y no puedes conseguir una buena señal de móvil, pero son especialmente valiosas si no quieres usar tus datos móviles al hacer llamadas.

Para aprovechar las ventajas de las Llamadas Wi-Fi, necesitarás un iPhone 5c o posterior, y tu operador debe ser compatible con la función. En los Estados Unidos, las llamadas Wi-Fi son compatibles con los tres principales operadores de telefonía móvil del país: AT&T, T-Mobile y Verizon Wireless. Para comprobar el estado de otros operadores en Estados Unidos y otros países, visita esta página de soporte de Apple.

Activar las llamadas Wi-Fi

Antes de poder utilizar las llamadas Wi-Fi, debes activarlas en Ajustes > Teléfono [o Celular] > Llamadas Wi-Fi > Llamadas Wi-Fi en este iPhone y activarlas. Un mensaje explica qué información se envía a su operador cuando activa las llamadas Wi-Fi. Pulse Activar.

wi-fi calling settings

La primera vez que actives las Llamadas Wi-Fi, una pantalla te pedirá que introduzcas tu dirección para poder realizar llamadas de emergencia. Introduce la información necesaria, toca la opción de aceptar los términos y condiciones y, a continuación, toca Continuar en la parte inferior de la pantalla. Tu dirección está confirmada y las Llamadas Wi-Fi están activadas.

emergency address

Siempre puede actualizar esta dirección tocando el enlace Actualizar dirección de emergencia en la pantalla de Llamadas Wi-Fi. Las Llamadas Wi-Fi también se pueden habilitar en itinerancia para evitar los cargos por roaming móvil si se encuentra fuera de su área de cobertura. Para ello, active la opción Preferir Wi-Fi en itinerancia.

wi-fi settings

Confirma que la función está activada buscando las palabras Wi-Fi delante del nombre del operador de tu teléfono. Esta información se puede encontrar en la pantalla de inicio en los dispositivos anteriores al iPhone X, y dentro del Centro de Control para los dispositivos iPhone X, 11 y 12. La próxima vez que necesites hacer una llamada y no haya una conexión celular disponible, tu teléfono utilizará la red Wi-Fi más cercana.

wi-fi calling

Activar las llamadas por Wi-Fi en dispositivos adicionales

Al igual que puedes ampliar las llamadas normales a otros dispositivos, también puedes ampliar las llamadas Wi-Fi a tu iPad e iPod touch (iOS 9 o posterior), Mac (modelo 2012 o posterior; 10.11 El Capitan o superior) o Apple Watch (watchOS 2 o posterior). No es necesario que tu iPhone esté en la misma red ni que esté encendido para que puedas hacer llamadas en estos dispositivos, pero tu operador debe admitir las Llamadas Wi-Fi en los dispositivos compatibles conectados a iCloud.

add devices

Si tu operador lo admite, vuelve a Ajustes > Teléfono > Llamadas Wi-Fi en tu iPhone y activa el interruptor junto a Añadir llamadas Wi-Fi para otros dispositivos. La primera vez que lo hagas, verás una página de registro de llamadas integradas en la que se explica cómo funcionan las llamadas Wi-Fi en otros dispositivos y cómo puedes hacer una llamada de emergencia desde un dispositivo que no sea tu iPhone. Acepta los términos y condiciones, y luego toca Continuar.

o retroceda una pantalla tocando el enlace en la esquina superior izquierda y active el interruptor de Llamadas en otros dispositivos para ver cuáles de sus dispositivos pueden recibir llamadas. Asegúrese de que los interruptores necesarios están activados para permitir las llamadas en estos dispositivos.

enable calling

Para cualquier dispositivo que haya habilitado, ahora debería haber un mensaje de Llamada Wi-Fi en la pantalla diciendo que su número de teléfono puede ser usado para hacer y recibir llamadas usando Wi-Fi. Pulse Activar para habilitar la función en el dispositivo. La primera vez que lo hagas, verás un mensaje que te preguntará si quieres actualizar a Llamadas Wi-Fi. Toca Activar y aparecerá otro mensaje que te indica que tu ubicación se utilizará para realizar llamadas de emergencia, luego toca Aceptar.

Realiza una llamada

Asegúrate de haber iniciado sesión en iCloud y FaceTime con la misma cuenta de Apple que utilizas en tu iPhone. Ahora puedes realizar una llamada telefónica por Wi-Fi desde distintas aplicaciones, como FaceTime, Contactos, Mail, Mensajes o Safari.

Para realizar llamadas en un Apple Watch utilizando las llamadas por Wi-Fi, abre la aplicación Teléfono en tu reloj, pulsa Favoritos, Recientes o Contactos y pulsa un número al que quieras llamar. Alternativamente, toque Teclado y escriba un número para marcar. En el caso de un contacto, pulse el icono de Teléfono y, a continuación, seleccione Audio FaceTime o un número de teléfono específico.

Seguir Leyendo
Publicidad
Click para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Salir y deshacer

ROUTERS

Tipos de Router: ¿Cuál necesitas?

Publicado

on

Por

La utilización del router está plenamente estandarizado y muchos poseen uno en el hogar. No obstante, no es común que los usuarios sepan exactamente ¿Para qué sirve un router? Y, por ende, los muchos tipos que existen, los cuales se adecúan a cada necesidad empresarial o personal. Te presentamos los tipos de router más comunes, en este artículo.

 Tipos de router

Según su antigüedad, sus propiedades y la utilización para el que fueron diseñados, poseemos a nuestra disposición en el mercado una extensa variedad de tipos de routers. Los primordiales tipos de router que hay en el mercado, los presentamos a continuación:

  • Router tradicional: Usan la línea telefónica para conectar el dispositivo a la red el distribuidor y su funcionalidad es meramente cambiar las señales digitales en analógicas y al revés. Los grupos y dispositivos se conectan a esta clase de routers por medio de cables Ethernet o conectores USB.
  • Router Wi-FI: Aun cuando en inicio, para implantar una red inalámbrica, era primordial además un módem que funcionara como punto de conexión a la red de internet (al que el router estaba conectado), actualmente es bastante común que los routers ya traigan un módem incorporado. Para escoger el tipo de router más apropiado según las condiciones de nuestra red y nuestros propios grupos debemos examinar que tipo de acceso a internet poseemos disponible además otros puntos como la fuerza de la señal o su rapidez.
    • Router de tipo B: Una red de tipo B es el tipo más antiguo y el más retardado del mercado. Aun cuando esta clase de router o red está entre el de más bajo costo en el mercado, hay inconvenientes de interferencia de los artefactos y las microondas que tienen la posibilidad de provocar inconvenientes.
    • Router de tipo G: El router tipo Gramo usa la misma banda de 2,4 GHz que el tipo Gramo; no obstante, el ancho de banda se incrementa a 54 megabits por segundo. Un adaptador de red compatible con el tipo de conectividad Gramo es compatible con los routers de tipo B.
    • Router de tipo N: Los routers de tipo N acostumbran tener diversas antenas y operan en la banda de 2,4 GHz y 5 GHz. Esta clase de router aguanta streaming de clip de video de alta definición, así como conectividad de juegos.
    • Router móvil: Los routers móviles utilizan redes celulares para conectarse a Internet y otorgan conectividad inalámbrica en cualquier sitio donde haya una señal celular presente. Aun cuando las velocidades de conexión de red tienen la posibilidad de variar mucho dependiendo de la magnitud de la señal de la torre celular, la llegada de datos 4G y WiMax se estima que son capaces de competir con las velocidades de conexión de corriente que poseen los routers de tipo N.
  • Router USB: Por una sección estarían esos que fueron creados para conectarse a conjuntos que no disponen de una tarjeta de red que les posibilite entablar una conexión por medio de cable Ethernet. Esta clase de router se conecta a un equipo que ya está conectado a Internet y posibilita compartir dicha conexión de forma inalámbrica con otros conjuntos que estén en su alcance.
  • Routers cloud: Es además un modelo bastante sencillo de instalar y configurar que posibilita tener ingreso a cada una de las funcionalidades a partir de una aplicación y con una cómoda interfaz. Debido a todo lo anterior tendremos ingreso a cada una de las funciones de una forma muchísimo más cómoda y positiva sin tener que habilitarlas de manera manual.

¿Cómo elegir un router de calidad? 

Para escoger correctamente un router y no tirar el dinero debemos fijarnos en las próximas propiedades técnicas: 

  • Cantidad de antenas (a más grande número de ellas, más grande rendimiento) 
  • Correspondiente a una marca popular o que tenga buenos comentarios a causa de la sociedad.

Seguir Leyendo

ROUTERS

¿Qué es un router y para qué sirve?

Publicado

on

Por

Un router, además conocido en castellano como «enrutador» o «encaminador» es un dispositivo electrónico que sirve para interconectar redes de computadoras. Los pc se mandan paquetes de datos de uno a otro y una red, formada por bastante más de uno y bastante más de 2 computadoras, tiene que conectarse por cualquier punto, y aquí es donde entra en juego el router.

Entonces, hoy vamos a dialogar en detalle de para qué sirve un router, un artefacto del que hemos oído dialogar bastante más de una vez, sin embargo, del que tal vez no sepamos más que generalidades.

¿Para qué sirve un router? 

Si sólo tienes un dispositivo, un módem es suficiente para conectarte a Internet, sin embargo, en la mayor parte de las viviendas, en la actualidad, hay diversos dispositivos que se deben conectar a internet, o tal vez interconectarse entre ellos. Con un módem, únicamente uno de ellos podría entrar a internet cada vez, empero con un router tienen la posibilidad de realizarlo todos a la vez sin inconvenientes. De esta forma que aquí podríamos mencionar que un router sirve para agrandar o compartir el acceso al internet entre diversos dispositivos.

El router, de esta forma, se ocupa de repartir el internet entre los diferentes dispositivos. Principalmente frecuenta conectarse con un cable a una línea de teléfono fijo, aun cuando no continuamente.

El más usado en la actualidad y que seguramente tengas en tu vivienda es el router inalámbrico que tiene conectividad wifi, con lo cual no hace falta que los dispositivos se encuentren conectados a él por cables (en el router por cable sí podría ser necesario), haciéndolo todo más práctico. Un router inalámbrico realmente, es usualmente mixto, debido a que tiene salidas y entradas de cables para lograr conectar el dispositivo al router de manera directa.

¿Cómo funciona un router?

Este aparato de hardware, delegado de la gestión del tráfico que circula por una red, funciona usando direcciones IP, por medio de las cuales determinan adónde deben ir los paquetes de datos. Una vez que una máquina o dispositivo tiene cierta dirección IP y éste la detecta y establece que allí debería ir el paquete, está establecido la relación.

Internamente, está formado por una unidad central de procesamiento, una memoria RAM y una memoria ROM:

  • La unidad de procesamiento es la delegada de realizar las normas del sistema operativo, iniciación del sistema y direccionamiento de las funcionalidades.
  • En la memoria RAM se almacena el sistema operativo, tabla de enrutamiento IP y archivos de configuración veloz.
  • En la memoria ROM permanecen almacenadas las indicaciones de Bootstrap, un programa de diagnóstico y la versión elemental del sistema operativo.

Tiene puertos de gestión que son conectores físicos en los cuales, comúnmente, se conecta alguna PC o terminal. A la vez, cuenta con interfaces que además son puertos físicos que poseen la responsabilidad de mandar y recibir paquetes de datos y permanecen divididos en Interfaces LAN e Interfaces WAN.

Toda esta composición labora en grupo para brindar acceso al internet sin necesidad de que estés pegado a un cable de red.

Configuración elemental de un router

  1. Cambiar contraseña por defecto: esto asegura más grande estabilidad pues previene que alguna persona logre conectarse sin permiso.
  2. Determinar la entrada a ciertos conjuntos: por medio de la configuración de la MAC se puede hacer un filtrado de direcciones, evitando que usuarios no identificados se conecten a la red.
  3. Configurar la red WIFI: es fundamental que renombres la red WIFI para que te sea más simple distinguirla del resto. Generalmente, vemos numerosas redes accesibles y lo mejor es ponerle un nombre que te sea simple de detectar.
  4. Detección de intrusos: la mayor parte de los router pueden revisar los dispositivos que se hallan conectados, así puedes monitorear si alguno no es uno de los que conoces.
  5. Implantar control parental: esta funcionalidad te dejará entablar parámetros a las páginas, explicando a cuáles se puede ingresar y a cuáles no. Esto tiene el fin de brindar estabilidad para tus hijos.

El router es un dispositivo indispensable para una red wifi, pero antes de adquirir uno, verifica los Tipos de router e identifica el que necesitas.

Seguir Leyendo

ROUTERS

Cómo acceder a la configuración del router Wi-Fi

En este articulo te explicamos cómo acceder a tu router para cambiar el nombre, la contraseña y otros datos de tu red doméstica

Publicado

on

Por

Cómo acceder a la configuración del router Wi-Fi
Image by Lorenzo Cafaro from Pixabay

Tu router almacena la configuración de tu red Wi-Fi doméstica. Si quieres cambiar algo en tu red, tienes que entrar en el software de tu router, también conocido como firmware. Desde ahí, puedes cambiar el nombre de tu red, modificar la contraseña, ajustar el nivel de seguridad, crear una red de invitados y configurar o modificar otras muchas opciones. Pero, ¿cómo se entra en el router para hacer esos cambios?

El proceso para entrar en tu router debería ser el mismo tanto si utilizas el router de tu proveedor de Internet como si has comprado tu propio router. También debería ser el mismo si utilizas un router dedicado o una combinación de módem/router suministrada por tu proveedor.

Encuentra la dirección IP de tu router

Entra en el firmware de tu router a través de un navegador. Cualquier navegador servirá. En el campo de la dirección, escribe la dirección IP de tu router. La mayoría de los routers utilizan una dirección de 192.168.1.1. Pero no siempre es así, por lo que es posible que primero quieras confirmar la dirección de tu router.

Para encontrar la dirección IP de tu router, escribe cmd en la barra de búsqueda de Windows y pulsa Intro para abrir el símbolo del sistema. Escribe ipconfig en el símbolo del sistema y pulsa Intro para ejecutar el comando. Desplázate por la información hasta que veas una configuración de Puerta de enlace predeterminada en Adaptador Ethernet o Adaptador de LAN inalámbrica. Ese es tu router, y el número que aparece al lado es la dirección IP de tu router. Cierra la ventana cuando hayas terminado.

command prompt

En Windows 10, también puedes ir a Configuración > Red e Internet > Estado > Ver propiedades de hardware y conexión. La siguiente pantalla muestra los detalles de tus diferentes conexiones de red. Analiza la entrada de Ethernet o Wi-Fi y busca la configuración de la puerta de enlace predeterminada para encontrar la dirección IP de tu router. Una vez que tengas la dirección IP correcta, escríbela en el campo de dirección de tu navegador y pulsa Intro.

Nombre de usuario y contraseña

Después de escribir la dirección IP, se te pedirá un nombre de usuario y una contraseña para acceder al firmware de tu router. Se trata del nombre de usuario y la contraseña por defecto de tu router, o de un nombre de usuario y una contraseña únicos que puedes haber creado cuando configuraste el router.

Si has creado tu propio nombre de usuario y contraseña, inicia sesión con estas credenciales. Sin embargo, si no recuerdas tus credenciales de inicio de sesión o nunca las cambiaste de las predeterminadas de la unidad, el inicio de sesión se vuelve un poco más complicado. Algunos routers ofrecen una función de recuperación de contraseñas. Si este es el caso de tu router, esta opción debería aparecer después de que introduzcas el nombre de usuario y la contraseña incorrectos un determinado número de veces. Normalmente, esta ventana te pedirá el número de serie de tu router, que puedes encontrar en la parte inferior o lateral del mismo.

Si nunca has cambiado las credenciales de inicio de sesión del router, muchos utilizan un nombre de usuario por defecto de admin y una contraseña por defecto de password. Prueba esa combinación para ver si funciona. Si no es así, lo mejor es que busques en Internet el nombre de usuario y la contraseña por defecto de la marca de tu router, como Netgear, Linksys, Asus o TP-Link.

Otra opción es consultar el sitio web Router Passwords, donde puedes seleccionar el fabricante de tu router para obtener una lista de nombres de usuario y contraseñas por defecto. Utiliza cada una de las sugerencias para intentar iniciar sesión en tu router.

Si sigues sin poder iniciar sesión en el firmware de tu router, tendrás que restablecer el dispositivo para devolver todos los ajustes a sus valores predeterminados. Normalmente encontrarás un pequeño botón de reinicio en tu router. Utiliza un objeto puntiagudo, como un bolígrafo o un clip, para pulsar y mantener el botón de reinicio durante unos 10 segundos. Ahora deberías poder iniciar sesión en tu router con el nombre de usuario y la contraseña predeterminados.

Cambiar la configuración del router

Una vez que hayas accedido al firmware de tu router, podrás cambiar los elementos que deban modificarse. Entre ellos, el nombre y la contraseña de la red, el nivel de seguridad y la contraseña del Wi-Fi. También puedes configurar el control parental, crear una red de invitados y gestionar los dispositivos conectados. Sólo recuerda aplicar cualquier cambio antes de pasar a la siguiente pantalla.

La documentación y la ayuda integrada deberían estar disponibles para ayudarte con las diferentes opciones si no estás seguro de cómo configurarlas. La mayoría de los routers actuales o recientes también tienen asistentes de configuración que pueden encargarse de parte de esta labor por ti.

Por ejemplo, deberías cambiar el nombre de usuario y la contraseña de tu router respecto a sus valores por defecto. De este modo, el router estará más protegido y sólo tú podrás acceder al firmware. En algunos routers, puedes cambiar tanto el nombre de usuario como la contraseña. En otros, sólo se puede cambiar la contraseña, mientras que el nombre de usuario suele ser admin.

Para cambiar la contraseña, busca una opción que suele estar anidada bajo la pestaña de Administración. La pantalla probablemente le preguntará por la contraseña actual de su router y luego le pedirá que introduzca una nueva contraseña.

Mientras creas la nueva contraseña, recuerda las recomendaciones habituales para crear una contraseña segura. Utiliza una que no sea demasiado difícil de recordar pero que sea lo suficientemente compleja para que no sea fácil de adivinar. Una frase de contraseña, que utiliza una combinación de palabras fáciles de recordar, también es una buena opción.

Sólo tienes que asegurarte de recordar la nueva contraseña para no tener que esforzarte en recordarla o, en última instancia, reiniciar el router en el futuro. El firmware de tu router también puede pedirte que configures preguntas y respuestas de seguridad, otra forma práctica de demostrar tu identidad. A continuación, tendrás que aplicar la configuración y volver a iniciar sesión en el router.

También deberías revisar tu contraseña Wi-Fi para asegurarte de que es fuerte y segura. Para ello, busca la sección de conexión inalámbrica o Wi-Fi en el firmware del router. Deberías ver el nombre y la contraseña de tu Wi-Fi actual en la lista. Crea una contraseña más segura si crees que la actual es demasiado débil. De nuevo, ten en cuenta las recomendaciones habituales sobre contraseñas

Si sigues utilizando el nombre de Wi-Fi por defecto, como Netgear o Linksys, cámbialo por algo más exclusivo. En Opciones de seguridad o en una sección similar, asegúrate de que la seguridad de tu red está configurada como WPA2-PSK [AES], que es actualmente el nivel más fuerte disponible para las redes inalámbricas domésticas. Aplica tu nueva configuración y cierra la ventana del navegador cuando hayas terminado.

Seguir Leyendo

DESTACADO